Tommy Coleman

TOMMY COLEMAN

The Hound of Heaven is Always Watching

A partir de una escultura móvil, de gran escala, que tiene por objetivo interferir en el espacio y una serie de dibujos realizados durante su estancia, The Hound of Heaven is Always Watching explora un espacio de cambio donde todo lo que encontramos es constantemente inconstante. En el mundo visualmente elaborado por Tommy Coleman esta variable inconstante nos acecha, nos persigue y se burla de nosotros desde cerca sin mostrar todo su ser.

En los trabajos escultóricos y de técnica mixta de Coleman se entrelazan los hechos y la ficción -lo documental y lo cotidiano – para navegar por un mundo de humor y ansiedad. ¿Hasta dónde puede llegar la misteriosa espiral, en órbita, antes de que una nueva y valiente dimensión se disponga a acogerla?

Tommy Coleman, recientemente graduado en MFA por la Universidad de Yale, es un artista visual originario de Jupiter, Florida. Su trabajo investiga los límites de la escultura, interesándose por la activación de los objetos capaces de participar en una narrativa más compleja sobre el artista como creador, así como por la capacidad de las esculturas de tener una identidad autónoma. Actualmente está llevando a cabo una residencia en Artha Project de Nueva York que finalizará en 2018 y es residente en Homesession desde enero de 2017.