A la cuenta de tres

A la cuenta de tres

LAYAL NAKLE, KATERINA ASHCHE, MARIA JOSÉ SERRANO

Proyecto expositivo en colaboración con Metàfora Studio Arts Programs

¿Cómo leemos las historias? ¿Qué tipo de historias nos pueden contar los objetos? ¿Qué dicen estas historias sobre nosotros, nuestras creencias y sentimientos? ¿Qué podemos construir a partir de esto? Las historias tienen un papel central en nuestra vida cotidiana, en la configuración de la sociedad y en la construcción de la identidad. Hay tantas formas de leer historias como lectores e historias, y tantas formas de narrar como narradores y historias. “A la cuenta de tres” propone tres narraciones diferentes que tienen lugar al mismo tiempo; explorando tres formas de leer desde diferentes voces.

 

“Adrift” de Layal Nakle

La inmigración y la crisis de refugiados son tema de actualidad. Pero Occidente se empeña en buscar soluciones para limitar esta situación y no en profundizar en las causas. En este trabajo la artista tiene como objetivo proponer una nueva forma de abordar el tema: ”Adrift” es un ensayo visual en tres actos. El Acto I tiene como objetivo ilustrar la dificultad que supone conciliar identidades múltiples en cuerpo o espacio. El Acto II traduce este choque de identidad usando el ejemplo de la guerra civil libanesa, que empujó a una gran parte de la población a emigrar. El Acto III describe las consecuencias de esta migración para el país de origen.

Sylvie-Layal Nakle (Costa de Marfil, 1992) es una artista belgo- libanesa que actualmente reside en Barcelona. Usa su multiculturalismo para explorar la amplia noción de identidad y temas como la migración, el imperialismo o la hegemonía occidental, recurrentes en su trabajo. Su práctica consiste en recopilar imágenes (en movimiento o fijas), sonidos, historias u opiniones para construir su propio lenguaje artístico. En ese sentido, su trabajo se puede describir mejor como un ensamblaje de materiales re-apropiados.

 

“Five short stories” de Katerina Ashche

Ashche en su trabajo siempre combina historias con objetos visuales o performances. En “5 short stories piece” las historias aparecen separadas, aunque fueron narradas con el único propósito de crear una única sensación. Una sensación casi imposible explicar con palabras. Porque, ¿cómo explicas un sueño?

“Eso fue hace un par de años. Tuve un sueño que repetí casi todas las noches y por las mañanas me despertaba con una sensación que no podía explicar. Me sentía insegura, vulnerable, triste, pero al mismo tiempo me atraía la sutil belleza de estos sentimientos. Así que decidí investigarlos y descubrir su esencia. Encontré 5 objetos que servían como medio para explicar estos sentimientos: harina, cenizas, un tronco, un corazón y la foto que tomé de una mujer que se parecía a una mujer del sueño. Luego me senté y escribí 5 historias cortas y sentí, haciendolo, que eran los objetos mismos me las susurraban al oído.

Katerina Ashche (Moscú, 1977) creció en una familia de artistas de circo y tenía un guepardo cuando era pequeña. Su arte es contar historias. Las historias se basan en la experiencia personal del artista, aunque nunca se sabe dónde está el límite entre lo real y lo imaginario. Katerina trabaja con la narración de historias utilizando medios visuales como la instalación, la performance y los textos.

 

“Holy no, no” de Maria José Serrano

“Holy no, no” es un libro que surge como resultado de un proceso de investigación a partir de la vaca. El interés de la artista se centró en información fácilmente disponible de la que estamos rodeados. ¿qué dice?¿cómo lo dice?¿qué tipo de imaginario se puede construir? Trabajó con fuentes de información informal, principalmente internet, historias que conocía y conversaciones. La artista se dejó llevar por el imaginario, las sensaciones y pensamientos provocados por la investigación. Y también por la forma en que apareció la información ya que esta convencida de que la forma de decir dice en sí misma.

María José Serrano (Uruguay, 1979) siempre tuvo curiosidad sobre cómo funciona el mundo, el ir y venir de personas y objetos. Estudió economía con la ilusión de obtener algunas pistas sobre estos asuntos. Ese bagaje intuitivo, analítico e ilustrativo, comienza un diálogo con la plasticidad y las posibilidades de los diferentes lenguajes que explora. Con el tiempo, descubre que la ilusión de comprender el mundo deja paso a la ilusión de crear sus propios mundos. Trabaja en una escala que va desde pensamientos/sensaciones más abstractos a objetos concretos/tangibles.